lunes, 26 de marzo de 2012

In the Land of Country

Bueno, como avancé en algunas redes sociales, este lunes tocaba review de conciertazo. Lo prometido es deuda. El viernes pasado tuve la suerte de poder disfrutar de un entretenidisimo concierto en "El Sueño de Lola". Y reconozco que fue una buena noche de whisky, country y risas.

Los Widow Makers


El motivo de este concierto (tenía uno y todo) era celebrar un galardón recibido por la "Los Widow Makers" en RNE 3. Pero vamos por pasos, por que la noche no empezó con su rock explosivo. El primero en pisar el escenario fue "Henry Lee Schmidt", aunque hay que decir que lo hizo con casi una hora de retraso respecto a la hora en cartel. En cualquier caso, este chico es un solista country-folk a quien, debo reconocer, conocí el día antes del concierto. Aquí es donde parece que no se decir nada más que halagos, por que a mi no es un estilo que me guste mucho la verdad. Me gusta el country un poco más movido o en su defecto, si tira más a lentorro, el country-blues. Pero tengo que decir que aún así el directo de este chico me pareció muy muy bueno, el tema "Monster" estuvo realmente genial. Es un buen guitarrista y mejor cantante. De forma que la noche se enderezó muy mucho y me olvidé rápidamente del larguisimo rato de espera previa. 


Henry Lee Schmidt
Tras unas 4 o 5 canciones Henry ya había cumplido, con buena nota, con su parte. Así que empezó el plato fuerte, "Los Widow Makers" de los que espero que alguno recordéis anteriores reseñas. La banda estuvo al máximo desde el primer tema hasta el bis. Empezaron realmente fuerte con "White Trash Girl" pero para mi el momento cumbre fueron "I'm Working on a Building" y (como no) "I Put a Spell on You". Supongo que esto es bastante discutible por muchos, ya que el climax les parecería mucho más concreto. Específicamente el momento en que Juan Carlos (cantante) saltó del escenario para correr tras la barra, subirse a ella, saltarla, y volver tocando las maracas entre el público. Como ya os dije, son todo espectáculo y diversión. Si tuviera que poner un pero, cosa que no haría, sería los temas que escogieron para el bis. Pero eso es una cuestión de opinión, a mi me gustan los finales más explosivos. Por último, y menos importante la verdad, el precio de la entrada fue de 8€ copa incluida, más que razonable. 

Todo lo que os he contado ya os dará una imagen de un buen viernes ¡pero tengo que decir más! La compañía de mi Mannish Brother, con quien me reí tanto como de costumbre, y me ayudo a abatir unos malvados litros de whisky que nos atacaron, hizo que la noche fuera aún más entretenida. 

3 comentarios:

  1. excelente post. Espero sigas escribiendo es un muy buen blog.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno tu blog, es realmente interesante el post. saludos desde chile

    ResponderEliminar